¿Eres fluido en la oración?

Oregón, EEUU, 4 de abril de 2017.
Maestro: Ajustador del Pensamiento.
Tema: “¿Eres fluido en la oración?”

Mensaje recibido por Anyas.

Ajustador del Pensamiento: “Para muchos de ustedes, la oración es una actividad muy formal, pues se les ha enseñado a hablar al Divino usando fórmulas genéricas ‘santas’ o ‘sagradas’. A veces se repiten una y otra vez, con el riesgo de entorpecer la mente y debilitar el enfoque de la persona que obedientemente ‘las recita’. Sin embargo, desde el lado positivo, pueden actuar como iniciadoras de una conversación con el Divino.

“Del mismo modo que frecuentemente participan en conversaciones hablando acerca del tiempo y luego pasando a temas más interesantes e íntimos, tales oraciones genéricas podrían actuar como preámbulos para las más profundas.

“¿No creen que al Padre le agradaría oír las confidencias que brotan de vuestro corazón, en lugar de vuestras regurgitaciones mentales de oraciones que Él ya ha escuchado billones de veces? ¿Cuál incitaría Su interés? Al confiar sinceramente en Él y al hacerle preguntas que son relevantes para vuestra vida, Él les proporcionará respuestas pertinentes y ustedes descubrirán por sí mismos lo cercano y personal que Él es.

“Cuando se proponen aprender un idioma extranjero, comienzan con los conceptos básicos de ese idioma hasta que puedan decir fluidas frases completas. Finalmente, aplicándose diligentemente, se vuelven tan fluidos que pueden pensar en ese idioma previamente ‘extranjero’ sin tener que recurrir a un diccionario o a un traductor.

“Lo mismo se aplica a la oración. Lo que importa es que aprendan a hablar el lenguaje de vuestro corazón, en lugar del de vuestra cabeza que no impresiona al Padre con su serie de palabras rebuscadas, perdiendo de vista la intención, pues Él desea una conexión de corazón a corazón y no una de cabeza a cabeza.

“¡Queridos, no sean tímidos! ¡No se contengan! Vuestros esfuerzos por establecer una comunicación sincera con el Padre no pasarán desapercibidos, así como un padre se regocija grandemente con las primeras palabras de su hijo, a menudo inentendibles, y se vuelve adepto a leer entre líneas, por así decirlo.

“Al aprender a hablar con el Padre desde el fondo de vuestro corazón, pronto adquirirán una mayor facilidad para expresarse. Serán fluidos en la oración y tales oraciones desbordarán en vuestra vida de muchas maneras pues, una vez abiertos completamente, vuestro corazón también permanecerá abierto en vuestras otras relaciones. Tales oraciones serán tan importantes para ustedes como el aire que respiran.

“Eventualmente, se sentirán tan cómodos sentados ante la Presencia Divina que se abstendrán de pronunciar una sola palabra, para no contaminar este silencio de calidad donde ocurre una maravillosa comunión de corazón a corazón.”

Traducido por Perla Téllez Garza.

© Grupo de Progreso 11:11.
No importa cual sea la pregunta, la respuesta siempre es el Amor.

http://1111angels.com Tienda 11:11