¿Cómo puede Urantia alcanzar una paz global y duradera?

Chicago, EUA, 21 de noviembre de 2017.
Maestro: Proloteo.
Tema: “¿Cómo puede Urantia alcanzar una paz global y duradera?”

Mensaje recibido por Valdir Soares.

Proloteo: “Dadas las condiciones generales actuales en vuestro mundo, muchos se preguntan en sus corazones: ¿Cómo puede Urantia alcanzar alguna vez una paz global y duradera para sus habitantes? La respuesta es: comprometerse seriamente para arreglar las fallas de vuestros gobiernos, corregir su olvido espiritual y presionar para promover los valores humanos que proporcionarán una verdadera oportunidad para lograr una paz duradera en vuestro planeta. Estos son algunos de los problemas más importantes:

“La dignidad humana tiene dos aspectos: dignidad concedida y dignidad obtenida. La primera proviene del origen de los humanos. Como seres creados por Dios, llevan la dignidad de ser hijos de Dios. La segunda es la dignidad humana que proviene del ejercicio del libre albedrío al elegir hacer o no la voluntad de Dios. Con tal ejercicio, honran o desprecian esa dignidad concedida por Dios. La genuina paz mundial provendrá del reconocimiento de vuestra hermandad humana, de que todos somos hermanos y hermanas en la familia de Dios, así como de la evolución progresiva de una inmadurez racial alimentada por conflictos, a la iluminación racial que reconoce que la paternidad de Dios para todos.

“La solidaridad humana, además de ser un sano afecto por todos los seres humanos, también habla de que todos los seres humanos se unen al experimentar este amoroso sentimiento mutuo. La paz duradera florecerá en Urantia cuando la solidaridad humana sea un valor cultural en vuestras sociedades como resultado de una mayor iluminación espiritual a través del ministerio de los sucesivos otorgamientos de época de los Hijos de Dios ya programados para visitar vuestro planeta. Esto culminará en la Era de la Luz y la Vida, un tiempo aún muy lejano de vuestra etapa espiritual presente en Urantia. La solidaridad humana actual en Urantia todavía es de tipo embrionario, patrocinada por individuos, grupos y movimientos amantes de la paz, aquellos involucrados en proyectos filantrópicos, esfuerzos para aliviar la pobreza y asistencia social en general. Sin embargo, vendrán días en que la solidaridad se fortalecerá para hacer que las guerras sean totalmente obsoletas, pues son incompatibles con los sentimientos de amor y afecto de aquellos Urantianos altamente espiritualizados.

“La unidad humana es el resultado del logro efectivo de las condiciones antes mencionadas. Urantia se embarcó, después de la Rebelión de Lucifer, en una desastrosa ruta de licenciosa autodeterminación por parte de sus todavía inmaduras facciones raciales que instauraron un multifacético separatismo profundamente arraigado, cuya completa erradicación aún requiere de un considerable tiempo. La unidad humana surgirá en Urantia como una realidad planetaria cuando exista un idioma, una raza combinada, un gobierno planetario y una economía global coordinada y justa. Desafortunadamente, los esfuerzos de unidad global en Urantia aún son escasos, aferrándose todavía a la codicia, el poder y el orgullo racial y nacionalista. La paz requiere de una verdadera unidad –de tipo espiritual–, si es que ha de durar para generaciones venideras.

“Nunca antes en vuestro mundo se trató a la paz con semejante desprecio total, considerando los graves riesgos, tales como la actual posibilidad de un conflicto nuclear que fácilmente podría escalar a proporciones globales. ¡Detengan la locura! Entren en razón. Abandonen vuestra arrogancia nacionalista y caminen hacia la comprensión, el diálogo y la negociación. Tal guerra retrasaría vuestro desarrollo social durante siglos, mientras que, por otro lado, la paz es una promesa para el progreso y el bienestar de Urantia en los siglos venideros. Hagan que la dignidad humana, la solidaridad y la unidad global sean los objetivos de vuestro avance planetario, basados en el reconocimiento y el buen uso de vuestros dones espirituales como hijos del Único Dios, nuestro Padre Universal. Soy Proloteo.”

Traducido por Perla Téllez Garza.

© Grupo de Progreso 11:11.
Mantén frente a ti la meta de las edades — Maestro Proloteo.

http://1111angels.com Tienda 11:11