Las etapas del perdón

Chicago, EEUU, 24 de abril de 2017.
Maestro: Ezequías.
Tema: “Las etapas del perdón.”

Mensaje recibido por Valdir Soares.

Ezequías: “La magia no existe. Las cosas no suceden, aparecen o desaparecen por encantamiento. Detrás de cada fenómeno, incluso de los milagros, siempre hay un agente, personal o impersonal, material o espiritual, Dios, ángel o humano, pero hay un agente –aunque esté oculto a los ojos humanos. De la misma manera, el perdón no ocurre mágicamente. El perdón ocurre cuando una ofensa ha sido cometida y el ofendido está dispuesto a perdonar. El perdón es un proceso y se trata acerca de ti. Sí, el ofensor y la ofensa son las únicas razones para perdonar. Quien atraviesa el proceso y sus etapas, eres tú.

“La ocasión para el Perdón. Cuando alguien hace algo hiriente en tu contra, siempre terminas herido de alguna manera –ya sea emocional, física o financieramente–, siempre hay un daño. Después de ocurrido el daño, pueden darse dos posibilidades: internalizar la lesión haciendo responsable al ofensor, o perdonarlo, abandonando cualquier derecho a la venganza o retribución por la lesión causada. La ocasión para el perdón ocurrirá tarde o temprano para la gran mayoría de las personas. Sin embargo, desafortunadamente algunas personas han cauterizado su conciencia y no sentirán la necesidad del perdón. Llevarán consigo la lesión, indefinidamente.

“La decisión de perdonar. Si te perdiste el primer paso, la ocasión para el perdón, nunca llegarás a sus siguientes etapas. A continuación, es necesario tomar la importante decisión de perdonar. Esto es principalmente una decisión personal, interna, mental y espiritual. Decides no pedirle cuentas a la persona que te hirió. Él o ella quizás tengan que lidiar con la ley y la justicia por su ofensa, pero no contigo. La decisión de perdonar puede ocurrir muchas veces durante tu vida, pero cada una es de crucial importancia, no para el ofensor, sino para ti.

“El sentimiento del perdón. Los sentimientos son reacciones emocionales ante los significados. Si una cosa significa algo malo, te sientes mal, si significa algo bueno, te sientes bien. Como se mencionó anteriormente, el proceso del perdón comienza y termina contigo. El sentimiento del perdón puede no ser claro al principio, pues tal vez aún esté fresca la emoción de haber sido herido por el ofensor. Sin embargo, en el momento en que confirmes en tu corazón el perdón que das, la sanación traducirá el dolor en un sentimiento de dulce paz. Eso ocurre cuando haces la paz con ese ofensor en particular, la ofensa y la lesión.

“Entonces, compatriota mío (ya que somos del mismo planeta), el perdón es un proceso que no ocurre inmediatamente. Atraviesa un desarrollo, desde el darse cuenta, hasta finalmente experimentar el sentimiento del perdón. El momento crucial para el perdón es la decisión de perdonar. El sentimiento es una consecuencia eventual del hecho de perdonar. Ciertamente, el perdón no es olvidar la ofensa. En lugar de ello, es saber firme e inolvidablemente que, de hecho, has perdonado. Yo soy Ezequías. Durante mi vida en Urantia, tuve que aprender a perdonar y pasé por este proceso muchas veces. ¡Paz!”

Traducido por Perla Téllez Garza.

© Grupo de Progreso 11:11.
Mantén frente a ti la meta de las edades — Maestro Proloteo.

http://1111angels.com Tienda 11:11